Confucio (Kong-fu-tse) 551 a 479 a. C. Fue un Gran filósofo chino. Su doctrina, cultiva el culto a lo tradicional, cuidando sus virtudes, sobre todo las que guardan a la familia.

Fue gobernador y ministro en el Estado de Lu.

Peregrinó durante 14 años, y sus obras recogen el código moral de su país.

Fue respetado durante su vida, y a su muerte se le veneró públicamente.

Algunas de sus citas

Algún dinero evita preocupaciones, mucho, las atrae.

............................

Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.

............................

No son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino.

............................

Los cautos raramente se equivocan.

............................

Que se nos haga un agravio, no significa nada, a menos que insistamos en recordarlo.

............................

El hombre que ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor.

............................

No estéis pesarosos que nadie os conozca; trabajad para haceros dignos de ser conocidos.

............................

Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.

............................

El hombre superior es cortés, pero no rastrero; el vulgar es rastrero, pero no cortés.

............................

Aprende a vivir y sabrás morir bien.

............................

Un pueblo gobernado despóticamente y el que se mantiene el orden por medio del castigo, puede evitar la infracción de la ley, pero perderá su sentido moral.

............................

No hay cosa más fría que un consejo, cuya aplicación sea imposible.

............................

El valor de tu casa es el precio que tu vecino quiera pagar por ella.

............................

Estas tres señales distinguen al hombre superior: la virtud, que lo libra de la ansiedad; la sabiduría, que lo libra de la duda; y el valor, que lo libra del miedo.

............................

Está por encima de sus enemigos, el que desprecia sus agravios.

............................

Lo que el sabio busca en si mismo; el hombre vulgar lo busca en los demás.

............................

¿Hay un precepto que pueda guiar la acción de toda una vida?-Amar.

............................

Cuando veas el bien, procede como si nunca pudieras alcanzarlo completamente; cuando te veas frente  a frente con el mal, procede como si fueras a probar el calor del agua hirviendo.

............................

Cuatro cosas es necesario extinguir en su principio: las deudas, el fuego, los enemigos y la enfermedad.

............................

Los jóvenes y los criados son los más difíciles de manejar. Si los tratáis con familiaridad, se tornan irrespetuosos; si los ponéis a distancia, se resienten.

............................

Cuando veas un hombre bueno, piensa en imitarlo; cuando veas uno malo, examina tu propio corazón.

............................

Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.

............................

No todos los hombres pueden ser ilustres, pero pueden ser buenos.

............................

El que nada se perdona a sí mismo, merece que se le perdone todo.

............................

Por mirar la pequeñez de un gusano, podemos perder la grandeza de un eclipse.

............................

El silencio es un amigo que jamás traiciona.

............................

No te quejes de la nieve en el tejado del vecino cuando también cubre el umbral de tu casa.

............................

Aprender sin reflexionar es malgastar energía.

............................

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.

............................

El sabio sabe que ignora.

............................

Cuando el objetivo te parezca difícil, no cambies de objetivo; busca un nuevo camino para llegar a el.

............................

Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí.

............................

Uno que no sepa gobernarse a sí mismo, ¿cómo sabrá gobernar a los demás?

............................

Donde hay educación no hay distinción de clases.

............................

El que domina su cólera domina a su peor enemigo.

El sabio está siempre sentado en la orilla. El necio está siempre debatiéndose entre las olas.

............................

No quiero ni rechazo nada de modo absoluto, sino que consulto siempre las circunstancias.

............................

Si no conocemos todavía la vida, ¿como puede ser posible conocer la muerte?

............................

La naturaleza de los hombres es siempre la misma; lo que les diferencia son sus hábitos.

............................

El hombre superior piensa siempre en la virtud; el hombre vulgar en la comodidad.

............................

En un país bien gobernado debe inspirar vergüenza la pobreza. En un país mal gobernado debe inspirar vergüenza la riqueza.

............................

No he visto todavía a nadie que ame tanto la virtud como se ama la belleza física.

............................

La música produce una especie de placer sin el que la naturaleza humana no puede pasarse.

............................

Donde hay justicia no hay pobreza.

............................

Los defectos de un hombre se adecuan siempre a su tipo de mente. Observa sus defectos y conocerás sus virtudes.

............................

Cuando sepas una cosa sostén lo que sabes; cuando no la sepas, confiesa que no la sabes. En eso está la característica del conocimiento.

............................

La naturaleza humana es buena y la maldad es esencialmente antinatural.

............................

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.

............................

Nunca debemos hablar bien ni mal de nosotros mismos. Si hablamos bien no nos creerán, y si hablamos mal, nos creerán fácilmente.

............................

Exige mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

............................

La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas.

............................

Si te enfadas, piensa en las consecuencias.

............................

Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros.

............................

Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano.

............................

Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.

............................

El camino de la verdad es ancho y fácil de hallar. El único inconveniente estriba en que los hombres no lo buscan.

............................

El leer sin pensar nos hace una mente desordenada. El pensar sin leer nos hace desequilibrados.

............................

La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos.

............................

Por muy lejos que el espíritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón.

............................

El sabio teme la bonanza; empero cuando descarga la tempestad, camina sobre las olas y desafía a los vientos.

............................

En una conversación con un superior hay que atender a tres cosas: hablar antes de que le inviten a ello es una indiscreción, no hablar cuando le preguntan es una falta de sinceridad, hablar sin atender a la disposición de humor del superior es una ceguera.

............................

Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes, deberá acomodarse a frecuentes cambios.

............................

Hay tres caminos que llevan a la sabiduría: La imitación, el más sencillo; la reflexión, el más noble; y la experiencia, el más amargo.

............................

No contestes a una palabra airada replicando con otra de igual tenor. Es la segunda, la tuya, la que seguramente os llevará a la riña.

............................

Sólo puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo.

............................

Arréglese al Estado como se conduce a la familia, con autoridad, competencia y buen ejemplo.

............................

El buen líder sabe lo que es verdad; el mal líder sabe lo que se vende mejor.

............................

Ir a Citas

Volver a menú principal

Ir a la portada de la web