LA NOVELA

    

CORASSONES ROTOS

 

Novela por capítulos de: 

 GTIMVS. (Gran Televisora Internacional Mundial Vía Sat)

Versión original.

Ambisiones, odios, sufrimientos, amor, todo ello en CORASSONES ROTOS, tu novela.

 

Del capítulo 1 al 87.-Cecilia Dorotea, (Cecilita) con 17 años estudia para enfermera. Después de mucho trabajo y sufrimientos de ella, y de sus papás, consigue la graduasión  en Enfermería Sanitaria.

Del capítulo 88 al 146.-Cecilita que nesesita urgentemente ganar plata para ayudar a sus papás,  y a su hermanito impedido, encuentra trabajo en la clínica del Lisensiado en Medisina Amadeo Alberto.

Del capítulo 147 a 215.-Se produsen estallidos de selos de Victoria Margarita, esposa del Doctor, ya que a pesar de no amar a su esposo y padre de sus dos hijitos, ve en Cecilita una competidora en el corasón vasío de Amadeo Alberto.

Del capítulo 216 a 319.-Amadeo Alberto, que trabaja sin sesar en su vocasión por la curasión de los enfermos, empiesa a mirar de distinta manera a Cecilita,  mujer dulse, delicada y bella, que lentamente le arrebata el corasón.

Del capítulo 320 a 389.-En Cecilita comiensa a naser el amor por Amadeo Alberto, pero tiene miedo,  debe ganarse la vida para sacar de la pobresa a su familia, y  si Victoria Margarita lo supiera, tendría graves consecuensias.

Del capítulo 390 a 410.-Amadeo Alberto declara su profundo amor por Cecilita, y ella sigue dudando, sufriendo en silensio, ocultando sus sentimientos.

Del capítulo 411 a 472.-La tragedia llega a nuestros personajes. Aparese el antiguo amor de la niñez de Cecilita, Carlos Arturo, hombre sin escrúpulos que quiere acseder a ella por todos los medios, aunque sean ilísitos.

También se produse un terrible acsidente, en que se ve implicado el Doctor, cuando iba con su carro a una urgensia.

 

A partir de aquí, tienen el nuevo capítulo de CORASSONES ROTOS. Grasias por el seguimiento que nos hasen.

 

Capítulo 473

Cecilita temblando entra en la recamara donde yase postrado Amadeo Alberto. Él, con la cabesa vendada y las piernas escayoladas,  parese dormir. Ella se aserca a la cama, mientras que su corasón gime de dolor al verlo en ese estado. Lo toma de una mano y dise:

-¡Amadeo!¡Mi amor! ¿Me oyes?

Silensio por respuesta. Ella aprieta su mano, y se aserca con suavidad depositando un beso en su mejilla. Observa que no reacsiona. En este momento las lágrimas escapan de sus ojos y se deslisan lentamente hasta sus labios. La luz del atardeser que penetra por la ventana, hase que brille más su  boca linda, y dise muy suavemente:

-Amadeo, contéstame, no me dejes sola en este mundo atroz, lleno de peligros y maldades. No podría vivir un minuto sin tu presensia. Dime algo mi amor, cho te quiero. Ya no hay dudas en mi, me enfrentaré a todos por ti. Seré tuya.

Entre sollosos, Cecilita reclina su cabesa en la almohada de Amadeo Alberto, moja dulsemente con sus lágrimas su barbilla, al depositar un beso sobre sus labios. En este momento, la puerta de la recámara se abre y aparese la ambisiosa esposa, sí, Victoria Margarita, que se abalansa sobre ella, y de un tirón brutal la separa de la cama lansándola contra las valijas que estaban sobre la silla.

-¡¡Que hases aquí desgrasiada!! ¡¡Has aprovechado mi ausensia para intentar quitarme a mi esposo!! ¡¡ No lo vas a conseguir!! ¡¡Amadeo Alberto es mío y será mío para siempre!!

Cecilita, se levanta aturdida, condolida por el golpe, y hundida profundamente en su dolor. Tambaleándose, se apoya en la puerta, las fuersas le abandonan  y cae desmayada ante la malvada Victoria Margarita.


Terminado el capítulo  473, nos hacemos las siguientes preguntas:

¿Se recuperará Amadeo Alberto? ¿Podrán vivir juntos los enamorados? ¿Conseguirá Victoria Margarita sus propósitos? ¿Mancillará la inosensia de Cecilita el malvado Carlos Arturo? ¿Cuantos capítulos tendrá esta novela? ¿Podrán los estimados tele-espectadores verlos todos antes de que terminen su existensia?

Nadie lo sabe, las respuestas están en el mañana.

Cuénteles a sus nietos esta dramática historia de amorrr... , y aún mejor, cómpreles la edición de esta novela, así tendrán un buen recuerdo de sus mayores, porque habrán conocido la historia y el final de "Corassones Rotos".


Texto: Poncio Emiliano


Volver a menú principal

Ir a la portada de la web