El Mary Celeste fue construido en el año 1861, siendo botado con el nombre de Amazon. Era un bergantín goleta de dos palos con 30 metros de eslora.

Fue de esos barcos que no pasan desapercibidos por su historial de calamidades. El primer capitán, no llegó a mandar el barco, ya que murió ahogado. El segundo, murió durante el primer viaje, al final del año 1861.

En noviembre de 1872, cuando era capitán  Benjamín D. Briggs, zarpó del puerto de Nueva York con destino a Génova en Italia. Su carga consistía en barriles de alcohol industrial. La tripulación la formaban siete hombres, también viajaban en la nave, la esposa e hija del capitán.

Este viaje, iba a formar parte de uno de los enigmas de la historia naval. Cerca de las Islas Azores fue avistado por el Dei Gratia, barco que procedía también de Nueva York.

David R. Morehouse era el capitán del Dei Gratia, conocía a Briggs. Puso rumbo hacia el Mary Celeste, quedando sorprendido al observar que no había nadie en  su cubierta.

Extrañado, envió unos tripulantes al Mary Celeste para investigar su situación y comprobar si necesitaban ayuda. Fue informado de que no había nadie, de que todo parecía estar en orden, salvo los aparejos, desperfectos en las amuras, la existencia de agua en partes del barco, y que había desaparecido el bote salvavidas, el sextante y el cronómetro. El barco navegaba en soledad.

Decidieron llevar al Mary Celeste hasta Gibraltar, para dar cuenta a las autoridades e intentar descubrir las circunstancias que provocaron la desaparición de los que en el navegaban.

Después de los interrogatorios y diversos juicios, no encontrando respuestas a los hechos ocurridos. Fue recompensado el capitán Morehouse por el rescate del bergantín.

Hubo toda clase de especulaciones sobre lo que ocurrió en el barco. Ya se sabe lo que pasa cuando no existen pruebas que aclaren los hechos. Que cada uno da su opinión, desde las más lógicas a las más disparatadas. Así que unos opinaron que el capitán ordenó abandonar el barco por temor a que se produjese una explosión, o porque se había vertido alcohol y estaban en peligro por ser tóxico. Otros, que la tripulación se amotinó, matando al capitán y familia, abandonando después el barco. O que hubiesen sido atacados por piratas, aunque no existían señales de lucha que avalaran esta teoría. Incluso que hubiesen dañado las amuras, para que otro barco recogiera a la tripulación al pensar que estaban en peligro.

El caso es, que el barco había navegado más de 500 millas desde la última posición conocida, y no se llegó a determinar la realidad de lo ocurrido. El capitán Morehouse, mantuvo la teoría de que el barco fue abandonado en un momento de pánico, y que después, todos los tripulantes y familia del capitán perecieron al hundirse el bote salvavidas. A pesar de que se pidió información sobre la aparición de alguno de los que iban en el Mary Celeste, nada se supo de los que navegaron en el.


El Mary Celeste llegó a Génova donde dejó su cargamento. Fue vendido en diez y siete ocasiones. Tuvo toda clase de incidentes, pérdidas de cargamentos y vidas humanas, incendios, e incluso encalló en ocasiones. La mala suerte, o eso que llaman el "mal fario"  que a veces llevan determinados barcos, lo acompañó en sus singladuras por los mares durante toda su existencia.


Resumen y comentarios: Poncio Emiliano


 


Volver a menú principal

Ir a la portada de la web