Esqueletos Abrazados

 


Arqueólogos han desenterrado dos esqueletos del período neolítico tiernamente abrazados, precisamente en Mantua, la ciudad donde William Shakespeare ambientó su famosa tragedia de amor adolescente "Romeo y Julieta".

Enterrada hace entre 5000 y 6000 años, se supone que la prehistórica pareja estaba formada por un hombre y una mujer, y que falleció en su juventud, pues sus dientes estaban intactos, dijo Elena Menotti, la arqueóloga que encabezó las excavaciones.

Menotti dijo que es la primera vez que "oyen acerca de entierros dobles en la época neolítica o de una pareja abrazada en la muerte".

Los "Amantes de Valdaro", como ya han sido bautizados, se han recuperado sin ser separados, y así serán colocados en el Museo Arqueológico Nacional de Mantua.  

Esto si que es amor, y lo demás tonterías. En una época que se cuestiona todo. Que se habla del amor como “una fiebre” que va y viene. Que se toma a guasa por muchos lo de “amar para toda la vida”. Se descubren  unos enamorados de hace miles de años, en los huesos, que no sólo sentirían el amor de su época, y murieron con el o por el, si no, que además, han permanecido abrazados siglos, hasta que han aparecido de nuevo para decirnos, dejaros de chorradas, de individualismos, egoísmos, de guerras sexistas y demás zarandajas, y amaros hasta que los huesos os duelan.  

¡Qué ejemplo! Claro, que algún progresista dirá, que esos todavía son más anticuados que los de los años 60. Pues que se queden con su forma de pensar, que ya quisiera yo irme al más allá enamorado y abrazado.


Comentario: Poncio Emiliano.


Volver a menú principal

Ir a la portada de la web