Algo de su vida.

Nació en Murcia en 1707 y murió en 1783. Fue escultor y notable imaginero. Famoso en principio  en la zona del Sureste de España, llegándole el reconocimiento Nacional bastantes años después. Estudia letras en un colegio de jesuitas. Cuando muere su padre Nicolás Salzillo, también escultor, se encarga de su taller. Apenas sale de la ciudad de Murcia,  realizando encargos tanto en la propia provincia como en las de Alicante, Albacete y Almería.

Entre sus obras, son famosas: Su belén de 595 figuras, San Jerónimo, La Virgen de las Angustias, el medallón de la  Virgen de la Leche. Y las imágenes de la procesión de la mañana del Viernes Santo, que se guardan en la Iglesia de Jesús del barrio murciano de San Andrés, como: La Cena, El beso de Judas, Los Azotes, La Oración del Huerto, La Caída, La Dolorosa, La Verónica y San Juan.


    

La imagen de la Virgen de las Angustias, está en la Iglesia de San Bartolomé. Sale en la procesión del Viernes Santo por la noche. Al verla con iluminación artificial, no me había percatado de la importancia de esta obra de Salzillo. El Viernes Santo del año 2003 salió el paso por la mañana en la Procesión de los Salzillos, quizás, por el Año Santo de Caravaca de la Cruz o por otro motivo que desconozco. Aproveché la oportunidad de  ver esta imagen a plena luz. El resultado fue,  el de mi mayor admiración.

 

Es de una belleza extraordinaria. El rostro de la Virgen refleja dolor ante la  muerte de Jesús. El Cristo yaciente, es un estudio anatómico perfecto y de un realismo sin igual.  Angelitos, acompañan al conjunto. Uno de ellos sostiene delicadamente la mano de Jesús.

 

 


 

 

 

 

Virgen de las Angustias

 

 


 

 

Algunos Viernes Santos, he cogido mi cámara y he salido para hacer fotos de tan bellas imágenes. Si vais a Murcia en la mañana de este día para ver la procesión, os recomiendo las  placetas recoletas del centro de la ciudad, porque es donde podréis vivirla plenamente. En otra época, podéis visitar la Iglesia de Jesús,  donde os daréis cuenta de las maravillas que salieron de las manos de Salzillo.

Las imágenes de Salzillo tienen la característica de que parece que en cualquier momento se van a mover. Que son realmente humanas y que han quedado paradas en el tiempo. Los detalles de la anatomía, músculos, venas, etc. dan un realismo impresionante a cada imagen. Os doy un consejo, llevaros unos prismáticos a la procesión y comprobar lo que digo.

 


 

La Dolorosa

La contemplación de La Dolorosa me produce una sensación de paz, al expresar con su rostro el dolor y la resignación como un todo inseparable.

 

 

 


 

 

Cristo de La Caída

Estuve hace años en el Museo Salzillo, era por la tarde y estaba  solo como visitante. A veces la contemplación de las imágenes  produce un sentimiento sobrecogedor, sobre todo cuando me vi frente al Cristo de La Caída en total silencio. Sentí que en cualquier momento me hablaría.  Su mirada tiene algo especial que no se olvida.

 


 

La Verónica

Imagen sencilla y bella. Usé un trozo de pared  con las plantas de atrás  para reproducir la escena de cuando  secó el sudor a Jesús. En su rostro se refleja claramente el dolor de esos momentos.

 


 

 

San Juan

Preciosa imagen del discípulo que estuvo cerca de Jesús en los principales momentos de

 su Pasión.

 


 

 

 

El Prendimiento

Es la representación de la detención de Jesús. Judas lo traiciona y vende con un beso. Mientras Pedro enfurece y lanza un tajo contra Malco, que está  inmovilizado por su pie y en el suelo. Es de destacar, el realismo y la perfección del "brazo de Pedro".

 

 


 

 

 

 

Detalle de El Prendimiento

 

La cara de Jesús describe perfectamente el estado de ánimo que le produce este beso de traición. Judas intenta abrazar a Jesús. Deja un beso para delatarlo. Jesús vuelve una fría mirada  entre rechazo y decepción, porque uno de sus discípulos lo había vendido. Una escena muy real, que puede hacernos meditar sobre hechos similares en nuestro camino por la vida.

 

 


 

 

 

Los Azotes

Sin comentarios. Observar detenidamente cada una de las figuras que componen este paso, y sacar conclusiones.

 

 


 

 

 

La Oración del Huerto

Una de las obras más conocidas de Salzillo. Una maravilla por donde se mire. Aproveché todas las ramas y hojas de  alrededor junto a las propias del paso, para dar la sensación que realmente están en el huerto.

 

 


 

 

 

 

Detalle del Ángel  (La Oración del Huerto)

En este plano del Ángel, podéis comprender la maestría de Francisco Salzillo, demostrada en todas sus obras. Aquellos que tenéis relación con la escultura, pintura, fotografía etc. sabéis lo difícil que es dar a un rostro la expresión que vosotros buscáis para que los sentimientos de cualquier tipo se reflejen en él. Imaginaros "la papeleta" de hacer el rostro de un Ángel y buscarlo desde el punto de vista humano. Pues él lo logró. ¿Quien es capaz de mejorarlo?

 


Fotos y comentarios: Poncio Emiliano.


Volver a menú principal

Ir a la portada de la web