La Vida

 


Un participante de un Foro, hizo una reflexión sobre las vueltas que da la vida. Si se miraba atrás, lo  que se pensaba o deseaba hace un año, quizás ahora no tenía sentido, habían nuevas necesidades y deseos. Así como cosas que hoy parecen imposibles, fueran una  realidad en el futuro.


Me pareció una reflexión interesante, manifestándole mi opinión:

Has descrito con brevedad, la realidad de la vida, y lo incierto que es todo, por muchos propósitos, ilusiones y esperanzas que nos hagamos en cada momento.

Lo que ocurre, es que de esto te vas dando cuenta mientras van cayendo los años encima. Te habrás encontrado a gente, como me ha pasado a mí, que están en las nubes a pesar de las realidades que han vivido, las experiencias les han servido de poco.

Sé que hay dos factores decisivos, nuestra voluntad y la suerte. Por mucho que nos esforcemos, si la suerte no nos acompaña, nos damos el "tortazo", y a veces, personas que no han hecho nada para buscarla, les cae encima.

Es lógico que nos vayamos adaptando a cada momento de la vida, el  no hacerlo, es suicida, o al menos, grotesco y ridículo.

Cuando eres niño, quieres ser mayor, porque crees que vas a hacer lo que quieras. Después te das cuenta, que sin dinero, no hay nada que hacer para ir por el mundo, por ello estudias, buscas trabajo, te machacas vivo por tener un medio de vida. Quieres una pareja,  y a unos les sale bien y para otros es un desastre. Tienes hijos, los educas, luchas porque estén bien y tengan el mejor futuro. Empiezas con los achaques, vas siendo mayor, y a veces te preguntas: ¿Habré hecho bien ó estaré haciendo el "primo"? He tenido que renunciar a muchas cosas por los demás. Se van muriendo los amigos y los seres queridos, lo cual además de sentirlo, se llevan parte de tus vivencias con ellos, y para "postre", es como el clarín de aviso de las plazas de toros, que te advierte del paso del tiempo. Reaccionas queriendo "vivir a tope", como si tuvieras 20 años, pero ya no los tienes, y un día vas a un reconocimiento médico, y te dice el doctor:-O se cuida, o va usted a criar malvas-, por tanto te cuidas, quieres adaptarte, te das paseos, cambias de costumbres, y te preguntas: ¿Tanto "coñazo" que he tenido que aguantar, para esto? Las vida tiene ratos buenos y malos,  pero la mayor parte  del tiempo está ocupado por la rutina y la "sutil tabarra" de la lista de cosas que hay que hacer cada día. Es como la famosa "mosca cojonera", que no te la puedes quitar de encima.

Pero todo esto que digo, no es para entristecerse, es una realidad que hay que asumir. Y decirse a uno mismo:-como se acerque la dichosa "mosca", le voy a dar un trastazo que la voy a poner "fiambre". Disfrutemos de cada momento que nos de la vida, pongamos la alegría como la salsa de cada día, y los que nos la quieran fastidiar, lejos están mejor, no es cuestión de desperdiciar lo que nos ha sido concedido, para sentirnos en paz con la naturaleza, con los demás, y con nosotros mismos.

 


Texto: Poncio Emiliano


Volver a menú principal

Ir a la portada de la web