El 19-02-2.002, se produjo la primera manifestación de prostitutas.

Por problemas con los vecinos, las "profesionales del sexo", como algunas quieren que se les llame, salieron a la calle para reivindicar su derecho a que se las considere a todos los efectos, como otro trabajador más. O sea, sindicación, derechos laborales, sanidad, jubilación, etc. En la manifestación expusieron sus peticiones, mientras los ciudadanos de la zona, deseaban que desaparecieran de allí.

Es bien sabido, los problemas existentes en determinados barrios de muchas ciudades españolas, con esta manera de ganarse la vida. Por ello no sería descabellado, en una sociedad que cada vez practica  más eso de: "hasta que no griten muchos, estamos sordos" o sea, hay que actuar cuando llegue a un punto la situación y número de cabreados sea tan considerable,  que obligue a tomar medidas. Sería recomendable, adelantarse un poco a los acontecimientos y plantear el tema,  sin hacer como la que limpia mal, que quita el polvo levantando la alfombra y metiéndolo debajo.

Desconozco si las "profesionales del sexo", están bien asesoradas, en cuanto a sus aspiraciones de ser tratadas como otras trabajadoras.

Su actividad, que ha existido siempre, más o menos expuesta públicamente de acuerdo con los momentos históricos y costumbres de cada país, de una forma hipócrita se la tiende a ocultar, y esto por otro lado también genera un determinado morbo a muchos de sus clientes, que les atrae, puesto que es "lo prohibido".

En este país,  hubo un momento de decadencia en  los años de libertad sexual, pero tras esa época, y viendo la problemática creada por la lucha de sexos promovida continuamente desde muchos foros, sin saber con que fines manipuladores y maquiavélicos se realiza con resultados tan negativos para las parejas, esta profesión ha vuelto con más fuerza que nunca, disparándose los beneficios, utilizándose los nuevos medios de comunicación para su desarrollo y aportando personas procedentes de la emigración.

La puesta en marcha de la legalización, no es "pecata minuta". Ya que tendrían que participar todas las Administraciones, o sea: Estatal, Municipal y Autonómica.

Supondría una enorme cantidad de normas para el desempeño de esta actividad. Tendrían que regular la parte Sanitaria: reconocimientos médicos y atención hospitalaria. La parte Social: con psicólogos, sexólogos y todo tipo de asesores. La Referente a Trabajo: con estudio de relaciones laborales, tanto si eran trabajadoras por cuenta propia, o ajena. Las de tipo Fiscal: impuestos y tasas de diversas clases. 

O sea, que poniendo un ejemplo: Una "Profesional del sexo", que trabaja sola en la calle, tiene que cumplir su misión y cobrar. Si ejerce por cuenta ajena, lo que acuerde con el empresario. 

Ahora, pasemos a tiempos de legalización:

No podrían estar en la calle sin más, tendrían que solicitar en el Ayuntamiento que le concedieran una esquina, pagando la oportuna Tasa, que deberá exhibir cada vez que la pida un Guardia Municipal. Y si hubiese mucha demanda, implantarían la O.R.A.S., con máquinas expendedoras de tickets por tiempo limitado, para que todas tuviesen oportunidad de estancia en las aceras.

Tendrían que pasar revisión para comprobar si "sus actos" son suficientemente limpios para seguir con los contactos, de lo contrario, le quitarían la licencia. Es algo así como la ITV, que de no estar incluida en la Seguridad Social, iría a cargo de cada una.

Deberían hacerse un seguro privado, para que las protejan por accidentes imprevistos, hay mucho borde por la calle, y con cobertura a terceros, para cubrir la responsabilidad en caso que le pase algo al cliente. Ya que no se sabe si tiene la tensión alta, y no son momentos para hacer chequeos médicos, salvo que la autoridad competente disponga otra cosa.

Tendrán que llevar un buen bolso, no para moverlo insinuantemente, si no para transportar todos los documentos a que les van a obligar para estar dentro de la legalidad.

En el incluirán una máquina, donde expedirán facturas de cada servicio, especificando el tipo de acuerdo con los precios autorizados, añadiendo por supuesto el IVA. Todo ello, para que puedan hacer su declaración de Renta y sentirse ciudadanas. Hay que tener en cuenta, que si un cliente se encuentra extremadamente satisfecho, cualquier regalo que  les hagan: visones, coches, joyas, etc. son ingresos en especie, que deberán declarar.

Si en vez de estar solas, se sienten empresarias y quieren montar su propio negocio, deberán buscarte unos buenos asesores fiscales y abogados, porque el marasmo de normas llegarían a tal extremo que cualquier Inspector que entrara en el local, algo encontraría. Les dirán: -Siento comunicarle que: Su casa no tiene salidas de incendio apropiadas. La tubería del gas pasa 5,6 cm. por encima de retrete, solo se permiten 8,5 cm. Las habitaciones deben higienizarse después de cada "acto". Las chicas se resfrían, porque no llevan medias de abrigo. Se fuma, esto esta prohibido, y no vale la excusa de que hay muchos hombres que les gusta hacerlo como postre. Aunque la música está suave, el nivel acústico medido en decibelios de "las relaciones más ardientes" supera  la ordenanza 345.6 de "Ruidos y Alaridos". Tiene una chica sin censar, no vale decir que es su prima de Villalobos de la Zarandina  que está pasando unos días para conocer la ciudad. No exhibe la placa en la fachada de la categoría del local. ¿Como dice? ¿Que no sabe lo que es? Usted debe poner en sitio visible y a la entrada, una placa homologada donde figuren la imagen que representa su nivel de atención al usuario. Es similar a los hoteles de una a cinco estrellas, claro que en este caso, serán "Preservativos Estampados" sobre metal. Antes, debe venir el IP (Inspector de Placas) que le hará un examen del servicio que prestan, para autorizar la categoría. Tendrá libro de reclamaciones, donde se anotarán las decepciones de algunos clientes, los cuales podrán denunciar a Consumo, comunicando que el servicio no ha estado a la altura de su precio, o sea, que cobran como local de cuatro preservativos, pero solo dan placeres a nivel de dos.

En resumen, no se si a partir de la legalización van a poder... ejercer la profesión el tiempo que ahora le dedican, y por otro lado, la lista de lo que tendrían que pagar por todos los servicios de que van a disfrutar, será de tal magnitud, que quizás digan aquello tan castizo y tan español "Para Puta y no ganar ná, mujer honrá".

Y para que no crean que soy negativo, y al margen de consideraciones morales, humanas, y lo que pienso del hecho de la prostitución, aquí expongo una idea constructiva:

Se pueden colocar puestos como de los periódicos o similares. Donde señoritas no profesionales, estuvieran con los datos de las asociadas, imágenes, característica, tarifas oficiales, etc. y vosotras en casita por barrios. Cuando llegara un cliente, vía telefónica se os comunica el sitio, y en privado, a trabajar. Estos puestos, no alterarían el orden en las calles, con lo que los vecinos estarían tranquilos, vosotras trabajaríais más seguras y quizás aumentarían los clientes, porque puede que alguno fuera a comprar el cupón o el periódico, y se encontrara con vuestro distribuidor. El  Ayuntamiento cobraría sus Tasas, y los Bancos el préstamo para la instalación de los quioscos,  y así, todos contentos.  

        


Este texto se realizó el 20-2-02. El 1-8-02 la Comunidad Autónoma de Cataluña manifiesta: Se están preparando las disposiciones legales por las que  se va a regir en aquel territorio la prostitución. Se  autorizarán las "casas del amor", o como se llamen, que deberán tener una serie de características tanto en la ubicación, como sanitarias, de personal, etc. La Comunidad Valenciana informa que sus reglamentos serán más ambiciosos, y se oyen voces de otras en el mismo sentido. Se erradicará la prostitución de las calles para circunscribirla a locales apropiados. O sea, se ha puesto es marcha la máquina de fabricación de leyes, decretos y similares. Pronto el horario de trabajo será mixto, parte de atención a los clientes, y parte administrativo para cumplir la catarata de normas que os caerán encima.


A 4-6-2010, el tema sigue sin regular. El número de prostitutas extranjeras no ha cesado de aumentar en los últimos años. Aparte de los lugares tradicionales de captación de clientes, se han situado en polígonos industriales y carreteras. Muchas de ellas, a las que podemos unir a los travestis, van como casi "sus  madres las parieron".

Es curioso lo de las carreteras. Pongamos un ejemplo: vas con tu coche por una carretera, y te encuentras a señoras que están con sólo sus "partes críticas" cubiertas, sentadas en sillas, y con sombrillas, ya que en el turno de día, y más en tiempo de verano, te cueces. La sensación es extraña, es como si a una señora que estaba en la playa, la hubiesen "tele-transportado" a una curva de una estrecha carretera que conduce al pueblo cercano.

Así, que no se despisten, si van por algunas carreteras verán bastantes,  si frenan, se acercarán y les comunicarán cual es "el menú" que ofrecen y tarifas. A veces pienso, que están bastante mejor organizadas que otros servicios de la Administración.


Texto: Poncio Emiliano.


Volver a menú principal

Ir a la portada de la web