Baltasar de Alcázar nació en Sevilla en 1530, y murió en Ronda en 1606. Me gustó su poesía Preso de Amores, donde eleva a los más alto las cosas que quiere, equiparándolas en importancia. La verdad, que la tienen. Y si dudáis, lo podéis comprobar:

Tres cosas me tienen preso

de amores el corazón

la bella Inés, el jamón

y las berenjenas con queso.

 

Esta Inés amante es

quien tuvo en mí tal poder,

que me hizo aborrecer

todo los que no era Inés.

 

Trájome un año sin seso,

hasta que en una ocasión

me dio a merendar jamón

y berenjenas con queso.

 

Fue de Inés la primer palma,

pero ya juzgase mal

entre todos ellos cuál

tiene más parte en mi alma.

 

En gusto, medida y peso

no le hallo distinción,

ya quiero  Inés, ya jamón,

ya berenjenas con queso.

 

Alega Inés su beldad,

el jamón que es de Aracena,

el queso y berenjena

la española antigüedad.

 

Y está tan fiel en el peso

que juzgando sin pasión

todo es uno, Inés, jamón,

y berenjenas con queso.

 

A lo menos este trato

de estos mis nuevos amores,

hará que Inés sus favores,

me los venda más barato.

 

Pues tendrá por contrapeso

si no hiciere razón,

una lonja de jamón

y berenjenas con queso.

 

¡Cuanta verdad! No puedo imaginar como era Inés, pero sí, como está el jamón de la bendita tierra de Aracena. Si a esto unimos unas berenjenas con queso, para que más. Es de suponer, que si lo iguala todo a Inés, esta moza sería de sin par belleza de cuerpo y de espíritu, de cuerpo si la comparamos con el jamón y las berenjenas con queso, y de espíritu, ya que de lo contrario, no habría quedado prendado de amor el autor de esta genial poesía.

Comentario: Poncio Emiliano.

 

Volver a menú principal

Ir a la portada de la web