Aunque muchas veces sientas que ya nada tiene solución, que todo está perdido, que todo gira en torno a lo mismo, y sientes una profunda tristeza en el corazón.

Es hora de detenerte y tomar un tiempo, respirar profundo y tratar de encontrar lo que has perdido en el camino.

Solo cierra los ojos y al abrirlos notarás que la niebla que empañaba tu alegría y optimismo poco a poco se aleja.

Y confirmarás que el mundo es más grande que tus problemas, que vale la pena apreciar cada instante que la vida te regala.

Pues cada minuto pasado es ya parte de tu historia y cada minuto futuro es una oportunidad para mejorar tu pasado.

Por eso no dejes entrar a personas ruidosas y negativas.

Vive intensamente cada segundo de tu vida. Si vas a correr hazlo, pero que sea por ver algo simple y hermoso, como una puesta de sol y nunca olvides sonreír.

 

 

 

Comentario: He diseñado esta página en negro, como la oscuridad del túnel donde caminamos cuando la vida se nos pone difícil, cuando la enfermedad y los problemas nos agobian. Pero a pesar de ello, debemos mirar esa ventana de luz y belleza, que es la esperanza en un futuro mejor.

Poncio Emiliano.

 

 

 

Volver a menú principal

Ir a la portada de la web