VOLVER A EMPEZAR

He elegido la imagen de un amanecer para que acompañe a este texto, por la razón que es el principio de un nuevo día cuya historia está por escribir. Nosotros podemos ir realizándola con nuestros sueños y esfuerzos, dentro de las limitaciones que siempre hay.

Considero que uno de los signos que anuncia la decadencia personal,  es la falta de interés por lo que nos rodea y de iniciativa para comenzar de nuevo a caminar. 

Os ofrezco lo que figura a continuación, que ha llegado a mí  a través de un correo, y que creo interesante para coger fuerzas, aunque vivamos en un mundo de adversidades personales.


Aunque sientas cansancio,
aunque el tiempo te abandone,
aunque un error te lastime,
aunque un negocio se quiebre,
aunque una traición te hiera,
aunque una ilusión se apague,
aunque un dolor queme tus ojos,
aunque ignoren tus esfuerzos,
aunque la ingratitud sea la paga,
aunque la incomprensión corte tu risa
aunque todo parezca nada...
Vuelve a empezar.

 


Una o varias situaciones descritas, puede ser que se den en nosotros.

Si el mensaje no da fórmulas para empezar, ¿no te parece que debemos intentarlo con nuestras propias fuerzas? Al menos, sentiremos algo, que estamos vivos.


Comentarios: Poncio Emiliano.


Volver a menú principal

Ir a la portada de la web